La verdadera amistad.

Estoy feliz de narices.
Bueno, casi, cuando acabe exámenes lo estaré, (bendito 11 de Julio).
¿Sabéis esas veces en las que recuperas viejas amistades después de mucho tiempo y te das cuenta de que no ha cambiado absolutamente nada? Pues eso me ha pasado a mí.

xgbxfh
Hoy quiero hablaros de él. O bueno, más bien de ellos.
Dejando entrever que no soy una chica demasiado normal, y aclarando que en 21 años que tengo me he llevado toda la vida mejor con chicos que con chicas, quiero dedicar esto a mis amigos.
Hace seis años que vivo fuera de mi casa, y cinco que tengo un mejor amigo por encima de todos los demás. Pongamos que hablo de S.
Siendo sincera, no recuerdo cuando nos conocimos, sé que fue cosa de él, y mirad como son las cosas que creo que fue porque me agrego al Messenger (año 1 a.C.).
Desde el primer día hubo una química entre los dos que garantizaba que estaba siendo el principio de una amistad duradera y real. Fue pasando el tiempo y S y yo acabamos forjando una amistad de esas que se envidian. Pero como todas las demás, tuvimos nuestro más y nuestros menos. Resulta que S siempre ha sido el ligón y el guaperas y eso a mí no me aportaba más que malos rollos con el resto de las chicas de mi edad, y él, que adora hacerme la vida fácil (nótese la ironía), empezó a salir con una de las que más problemas había tenido años atrás. El amor es lo que tiene, ¿no?
Consecuencias; peleas que duraron meses, quedadas a escondidas, y en definitiva, fin de la que era una de las amistades, repito, más envidiadas de la gente que nos rodeaba.

2014-06-15 22.02.23

No soy de segundas oportunidades, pero tampoco soy estúpida, y cuando el tren vuelve a pasar, para llevarte a tu sitio preferido, no vas a dejar de intentar subirte porque unos meses antes descarrilase. Quien lucha consigue, y mi teléfono volvió a sonar un tiempo después con su nombre en mi pantalla.
Ella se la había jugado, lo habían dejado y estaba destrozado. ¿Qué iba a hacer yo? El que había sido mi mejor amigo durante casi dos años tenía el alma partida y de toda la gente que conocía solo me necesitaba a mí, ¿qué iba a decirle?

images (3)
Quedamos en vernos, hablamos durante horas, mil perdones y mil abrazos sobraron para darnos otra oportunidad y empezar de cero, por llamarlo de alguna forma, porque aunque hubiesen pasado cuatro meses, todo volvió a ser como si nunca nos hubiésemos separado.
Con él he vivido muchos de los mejores momentos de mi vida, y fue el quien me ayudó en el peor de todos.
SIEMPRE HA ESTADO AHÍ. ¿Cómo voy a compararle con alguien más?

images

Desde entonces la amistad que nos une ha sido más fuerte que nunca, pero los 300km que nos separan nos impiden vernos tanto como quisiéramos, y aunque hablemos a diario, no hay nada como estar juntos.
Hacía casi un año desde la última vez que nos vimos, y hace una semana cuando vino a recogerme a casa y me subí al coche, juro que todo fue como si no hubiese pasado el tiempo, como si jamás nos hubiésemos separado. Estábamos juntos, no íbamos a perder el tiempo en decirnos que nos echábamos de menos, eso ya nos lo dice el dichoso Whats app y el teléfono, nosotros queríamos volver a lo de siempre, a lo que se nos da bien, a crear recuerdos. Y eso hemos estado haciendo desde entonces.
Son sensaciones fortísimas las que tengo cuando estoy con él, pero es que no sería justa si no les dedicase unas palabras al resto.
No son S, pero casi casi lo son. Y cuando nos juntamos todos os prometo que hasta nosotros mismos nos asustamos, porque nadie se imagina de las cosas que somos capaces si nos tenemos los unos a los otros, nadie se imagina el dolor de tripa con el que acabamos poniéndonos al día con nuestras batallitas, ¡acabo siendo “uno” más! Sin dejar de lado mi extrema feminidad, que desentona un poco entre tanto hombre… Pero lo nuestro es la naturalidad, y con ellos tampoco pasa el tiempo, siempre es como si nunca nos hubiésemos separado.

images (1)
Todos son especiales, y este sábado por fin volvemos a estar juntos.
¿Sentís mis nervios? Casi estoy hundiendo las teclas, porque no termino de hacerme a la idea de que en dos días vuelvo a tenerlos conmigo, van a volver esas noches de parque y charlas hasta la madrugada, estas tardes de cervecitas interminables, esas salidas nocturnas que ni se cómo describirlas, esos ratos que no cambio por nada del mundo…
Dos días, dos días para volver a hacer justicia al verdadero sentido de la amistad, que definitivamente, no está sobrevalorada.
¡Ya cuento segundos!

Anuncios

Fuiste mi media noche.

No te imaginas cuántas cosas tengo que hacer, ni cómo estoy de cansada, ni el caos de vida que llevo desde que estoy en exámenes, pero aún así he vuelto a encontrar un ratito para dedicarte. Un ratito de esos que tanto te costaba a ti regalarme.
Y es que resulta que vuelvo a tener cosas que decirte, porque con el tiempo he empezado a comprender un poco mejor el porqué de algunas cosas que nos pasaron mientras estuvimos juntos y la verdad es que ahora me siento mucho mejor, porque gracias a esas pequeñas sorpresas que he descubierto de ti, he conseguido dejar de castigarme por aquella decisión que tomé hace meses, y empezar a disfrutar un poco más de lo que la vida me ha regalado en este tiempo sin ti.

Intenté arreglar las cosas entre nosotros, para empezar de nuevo, como amigos, y sigo esperando tu respuesta. Por lo que he podido comprobar, sigues siendo tan difícil y complicado como siempre, pero ese es tu problema, ya no es uno de los míos.
Intenté pedirte perdón para sentirme mejor conmigo misma y para hacerte sentir mejor a ti pero me ha quedado claro que no te importa lo más mínimo, y por eso estoy aquí, en mi media hora libre del día, dándote el protagonismo que merece mi cigarro, mi té, y mi cuerpo, para decirte que tú también has dejado de importarme a mí.

Que no me importa si en este tiempo me has reemplazado o no, de hecho, no me importaría que hubieses podido encontrar a alguien que sepa entenderte como yo no supe.

Me da igual a quién escribas o a quién llames por las noches para contarle lo que has hecho en el día.
Me da igual a quién le das buenas noches y a quién le dedicas los días.
Me da igual si has vuelto a coger de la mano o a abrazar a alguna chica mientras veis una película en tu casa.
Me da igual con quién pases ahora los Domingos, o con quién cenes los Martes.
Me da igual si estás echando de menos a alguien cuando te vas a casa, o si lo haces cuando vuelves a Madrid.
No me importa si has vuelto a decirle a otra que tiene un perfil perfecto o si te has vuelto a quedar embobado mirándola a la cara y te la has comido a besos mientras te preguntas cómo puede ser tanta belleza de una sola persona, ni me importa que sea esa persona a la que le pides que te diga cosas bonitas cuando pasas por malos momentos y necesitas que te mimen.
No me importa si ahora juegas con otro pelo, con otras manos, ni con otro cuerpo.
No me importa a quién le quites los cojines del sofá, ni a quién le ofrezcas “un vinito” en casa, ni a quién más hayas entrado en tu cuarto desde la última vez que estuve yo.
Ni si quiera me importa si en este tiempo has querido a alguien que me haya reemplazado y que me haya superado.

Qué pena no haber visto antes el mágico concierto que dio Andrés Suárez en verano para haber caído en la cuenta de que no eras para mí. Y es que bendito momento en el que encontré esos vídeos y le escuché empezar a introducir esa dichosa canción…
“Entonces, el tema es que me jode lo de cuestionar el amor. O sea, yo es que creo que me debo a él y no he hecho otra cosa en mi vida, entonces, lo de cuestionar el amor, ¿es como si fuese una revisión médica o de un taller? A primera vista o a segunda, o qué es, ¿a quinta? ¿A la quinta revisión te enamoras? O sea, ¿el amor no es acaso a primera vista? Lo de ‘no, tengo que conocerte cinco meses y a ver si me enamoro’ la has cagado. No es tu persona. O sea, si tú no ves a una persona y no se enamora como tú de ella, sal de ahí.”
Y es que yo no supe salir de ahí.
Quise quedarme a ver cómo cumplías todo lo que me prometiste, por lo que tanto tiempo luchaste para conseguir esa oportunidad, y todo para nada.

“Me dijo “te doy media noche”, una persona con la que yo hablé una noche y sabía que quería hablar con ella todas las noches. Eh… ¿cómo coño tú en media noche convences a una persona de que tú lo que quieres es una vida y media?”
Esto es lo que me pasó contigo, con la diferencia de que tú me diste muchos meses y muy pocos minutos, muchas palabras, pero muy pocos hechos. Y al final el tiempo y las ganas se me acabaron.

No iba a intentar convencerte de que estabas enamorado de mí, iba a hacerte comprobarlo.
Esperé a escuchar la frase que vendría después, la respuesta que el gran Andrés Suarez tendría a esa pregunta, pero ni él la sabía, y supongo que si ni siquiera él la encontró, es porque no hay forma de hacerlo.
Pero él continuó introduciendo su canción, y yo escuchando detrás de la pantalla y otro golpe de realidad me dio en la cara.
“Lo mejor de la música es que queda inmortalizada en el tiempo, entonces, dentro de diez años, volveré a sacar la canción y diré, ahí está, te has equivocado estando con otros.”
Eso es, te has equivocado estando con otras, pero no voy a ser yo la que te juzgue más, porque no voy a volver a repetirte, que ya no me importas más.
“La canción se llama así, lo que ella me dijo, ‘TE DOY MEDIA NOCHE’.”
Gracias Andrés por darnos estos empujones a las almas rotas de amor que seguimos en pie y enamoradas de todo lo extraordinario. Y gracias por darnos esa fuerza que tanto necesitamos con tus canciones.
Gracias por haberme ayudado a olvidarme de medias noches, y a empezar a buscar vidas enteras.

Sobre las rupturas.

Hace casi tres semanas que acabé con el infierno en el que estábamos metidos. Hace casi tres semanas que tenemos vidas diferentes. Hace casi tres semanas que tomé una de las decisiones más valientes de mi vida diciéndote adiós aun queriendo con todo el alma no tener que hacerlo.

Hace casi tres semanas que estoy pagando por no haber sido lo suficiente lista como para poner fin a esto hace mucho tiempo.

Sé que lo que tuvimos fue real. Lo sé, porque cuando miras a una persona, cuando lo haces de verdad,  puedes ver el 50% de lo que es, y querer ver el resto, es lo que estropea las cosas. Que es lo que nos ha pasado a nosotros. Eso y que no has tenido el valor suficiente para lidiar con tus sentimientos, hasta que el orgullo te ha hecho quedarte solo.

2014-04-03 15.03.15

¿Sabes? Aposté por ti. Te di una oportunidad que no suelo ir regalando por ahí porque insististe durante muchísimo tiempo en que te la merecías y sabrías aprovecharla. Solíamos hablar cuando éramos amigos de cómo mi corazón se había ido resquebrajando con los últimos personajes que habían pasado por mi vida y de mi miedo a intentar volver a ser feliz con alguien. Y tú decías que ibas a cuidarme. Decías que necesitaba a alguien que me arreglase el corazón y que tenía que darte a ti esa oportunidad. Y tonta de mí que decidí hacerlo.

Tonta de mí que fue un Domingo de desesperación a las diez de la noche cuando decidí poner una excusa absurda para ir a tu casa y decirte todo lo que tenía dentro, para una vez allí no ser capaz de hacerlo cuando te tuve frente a mí, y acabar limitándome a escucharte. A escuchar las mil cosas absurdas que salieron de tu boca mientras me mirabas con cara de desesperación, y gritabas llevándote las manos a la cabeza continuamente.
“Me estás volviendo loco”.” No sé qué me está pasando contigo pero nunca me había sentido así, y yo no puedo avanzar contigo porque sé que no sientes lo mismo”. “Sé que tienes a alguien en la cabeza pero también sé que ese alguien no soy yo, y no puedo soportarlo más”. “No sé qué está pasando entre nosotros, solo sé que estoy empezando a sentir algo fuerte y que si empiezas a formar parte de mi vida no quiero que sea para un mes o dos, quiero que sea para siempre”.

gift amelie

Debe ser que para ti, las mil llamadas diarias, los mil Whats apps diarios, los “te echo de menos”, los “necesito verte”, los “estoy al lado de tu casa, me paso”, los “me acerco a verte a la uni” y las mil y una cosas que hice por pasar un solo minuto al día contigo, no han sido suficientes, que vamos, que no sentía nada por ti. Hay que joderse.

El primer beso vino después de esta conversación y para sorpresa tuya (y mía) fui yo quien te lo dio a ti. Y tengo que decir que es la primera vez en mi vida que lo hago así.

¿Cómo se puede ser tan estúpida? Los meses siguientes a esto han sido una pesadilla lo miremos por donde lo miremos. Todo lo que me gustaba de ti desapareció, y nuestra relación se convirtió en un tira y afloja constante. Cuando no eras tú era yo. Pero estaremos de acuerdo en que la que dio el 80% frente al 20% tuyo, fui yo.

Me arrepiento cada día de haber dejado que esto durase estando tan segura de que era dañino para los dos, pero todas las noches antes de dormir repasaba el día a día y me convencía de que las discusiones no habían sido para tanto, y que después de todo no nos iba tan mal. Porque estaba completamente loca por ti. Pero ahora tú te has ido, y yo sigo siendo una loca que sale a la calle sin pintar ni peinar y que se va tirando los cafés de Starbucks por encima mientras se choca con el resto de transeúntes por las calles de Madrid.
Una loca que escucha más música que nunca, una loca que ha perdido la ilusión y que vive enfadada con el mundo porque no sabe a quién echarle la culpa de que tú le acabases saliendo rana.
Porque a pesar de todo, no soy capaz de culparte. Porque aunque duela admitirlo va a ser tan difícil sacarte de mi cabeza como hacerlo de mi corazón. Porque he encontrado la forma de culparme a diario de que me mintieras, de que me engañaras, de que me tratases como un juguete, de que me hicieses sentir la peor persona del mundo, en definitiva de haber conseguido hacerme una infeliz. Porque después de todo, no me atrevo a pensar que lo hiciste por diversión, o porque eras así. Prefiero pensar que fui la culpable de tu comportamiento y de no saber estar a la altura.

2014-03-27 14.33.35

Pero tengo que decirte que estoy saliendo adelante. Sobrevivo a base de cafeína y helados pero estoy volviendo a encauzar mi vida y me estoy acostumbrando a que ya no formes parte de ella. De hecho, encontrarme contigo acompañado de una chica a la semana de dejarte me vino bastante bien. Me dio el valor suficiente para terminar de deshacerme de todo lo que tenía que ver contigo, hasta tu número de teléfono. Me dio valor para salir esa noche y que acabase siendo una de las mejores en lo que va de año, y así todas hasta hoy.

Es una pena que tú a diferencia de mí, no tuvieses el coraje suficiente para admitir que rompí todos tus esquemas desde el primer día y que dejaste que tu orgullo decidiera por ti. Porque yo sé que me querías, pero que se te hizo cuesta arriba adaptarme a tu rutinaria vida porque solo piensas en el futuro y no sabes disfrutar el presente. Y eso va a pasarte factura.
Sé que me echarás de menos, probablemente ahora lo estés haciendo, igual que lo hago yo.
Sé que intentarás volver porque te conozco lo suficiente y se captar tus señales.
Sé que vas a tardar en volver a sentir algo por alguien, sobretodo mientras nos sigamos cruzando por la calle.

Me lo pusiste muy difícil el día que puse fin a esto, y sé que estás dolido y enfadado conmigo, pero cuando un ramo de flores se seca, por muy bonito que fuese, es absurdo mantenerlo en el jarrón. Y a pesar de que has sido mi ramo preferido, creo que voy a tardar mucho tiempo en volver a fijarme en las floristerías. Y en el resto de flores. Porque al fin y al cabo, es demasiado alto el precio que pagas por ellas cuando la mayoría, o tienen bichos, o se secan antes de tiempo.

Solo te deseo, que el día que vuelvas a tener a alguien en tu vida, seas capaz de aceptarla y valorarla, antes de que tu rutina vuelva a cargarse tu vida. Porque tú eres como yo. Ni sabes, ni quieres estar solo.

pic josh

Y eso solo lo controlas tú.

¿Qué es para ti el plan perfecto?

Con esta pregunta me he encontrado yo hoy a las 18.00 de la tarde, con un sustituto, en clase de escritura.

“No me vale lo típico de… En la playa con mi novio, o cenando con mis amigas, o en Tomorrowland.”

tumblr_mwvo5lFMrl1sjyqgpo1_500
La mayoría de las personas que hay en mi clase se han llevado las manos a la cabeza cuando el sustituto ha usado esta frase, pero yo me las he frotado.
“Quiero que vayáis más allá.”
No recuerdo exactamente qué ha sido lo que he escrito porque para ser sincera, nos ha dicho que cuando acabásemos y entregásemos podíamos irnos, y yo como alumna típica estaba deseando irme a casa y he escrito las cuatro primeras chorradas que se me han ocurrido.
Pero es ahora, sentada frente al portátil en mi mesa de estudio, cuando me he dado cuenta de que esta pregunta realmente tenía mucho sobre lo que escribir… Y a eso voy.
¿Qué es para ti el plan perfecto?
La verdad es que lo fácil sería decir que una noche de fiesta, o un viaje, o sí, la típica de la cita ideal. Pero es que ninguno de esos es un plan perfecto, porque los planes perfectos no se planean, surgen.
Domingo, un mal día, el colchón de tu cama tiene ya la forma de tu cuerpo, los cojines chorreando lágrimas, y el reloj dando las horas… “Es el peor día de mi vida”.
Hasta que aparece por la puerta de tu cuarto tu mejor amiga, con una bolsa de chuches, una Muffin de chocolate y un par de cafés. Se sienta contigo en la cama para que la cuentes qué te pasa, y de un momento para otro hace alguna tontería que te arranca una carcajada de lo más sentida, mientras aprovecha para secarte las lágrimas. Y es ahí, cuando miras a tu amiga a los ojos y te das cuenta de que no querrías cambiar de lugar ni de compañía en ese preciso momento, y que de un domingo desastroso, adornándolo con golosinas, cafés y buenos amigos, puede surgir el plan perfecto.

images (15)
Soy de las que creé que el plan perfecto lo hace el momento y las personas con las que lo compartes, que llega de la nada y se convierte en perfecto en el instante en el que lo que estás haciendo te produzca una sensación de felicidad absoluta, y eso nunca se consigue por mucho que lo planees, porque los contratiempos, y la Ley del dichoso Murphy, queridos lectores, están siempre presentes.
Por eso me empeño en convencerme de que hay que disfrutar las pequeñas cosas día a día, porque lo mejor siempre está por llegar. Porque cuando menos te lo esperas puedes estar formando parte del plan perfecto de alguien, o puedes estar realizando el tuyo. Porque los mejores recuerdos, los que quedan para siempre, son los que sucedieron cuando menos te lo esperabas.

2014-04-24 17.15.01
Así que recuerda… Cuando en casa te manden a ti ir a buscar el pan, piensa que en el súper puedes encontrarte con el amor de tu vida, y que te invite a tomar algo, o por qué no, un billete de 50€ con el que invitar a copas a tu gente, o en definitiva, que se te puede presentar cualquier oportunidad que aprovechada, acabará convirtiéndose en tu plan perfecto del día.

Ella.

Ella no era como las demás…
Le gustaban las cosas simples, los pequeños detalles. Se sentía libre caminando por calles anchas, con bares antiguos y con continuo olor a tierra mojada en invierno. Le gustaba hacerlo sola, escuchando música, su música, aquella que el resto de personas calificaban de extraña.

Le gustaba imaginar que estaba lejos, lejos de esa realidad que a veces la asfixiaba. Imaginaba las historias que vivían las personas con las que se cruzaba, las que iban acompañadas y las que iban solas, y estas últimas siempre las admiró. Ella siempre quiso tener valor suficiente para sentarse sola a tomar café sin sentirse ridícula, y ver la gente pasar, acompañada de un buen libro.

images (21)

Sí, ella era diferente, ella leía, tenía en la cabeza mil historias de las que soñaba ser la protagonista. Soñaba con grandes amistades y mejores romances. Soñaba con vivir momentos similares a los de sus libros, para poder escribir más tarde sobre ellos. Soñaba con encuentros propiciados por el destino con personas que más tarde mejorarían su solitaria vida. Soñaba con una historia de amor de esas que no tienen fin, de esas que son tan difíciles encontrar. Soñaba con abrazos de buenos días y besos de buenas noches. Soñaba con caballerosidad y con educación. Soñaba que le dejaban pasar primero mientras le sostenían la puerta. Soñaba con que le cedían la chaqueta los días fríos. Soñaba con cenas y velas. Soñaba con noches apasionadas en las que sentirse deseada. Soñaba con copas de más y discusiones de menos. Soñaba con paseos de la mano los Viernes por la noche. Soñaba con películas divertidas y peleas de cojines. Soñaba con piropos y con declaraciones de amor a diario para que nunca se le olvidaran. Soñaba con él…

Ella era distinta. Adoraba viajar. Era su modo de evadirse del mundo, tenía sed de nuevas experiencias, de empaparse de otras culturas y de conocer gente nueva. Lo que despertaba en su interior estar en los lugares en los que sucedieron las historias de sus libros le hacían feliz, allí podía ser ella misma, podía sentirse protagonista, allí era donde su adrenalina se disparaba y donde realmente se sentía bien.
Ella era especial, única, pero su historia está esperando ser contada, ser escrita por alguien que merezca formar parte de ella.

images (17)

Y ese día está aún por llegar…

For You.

La verdad no sé por dónde empezar, porque no sé si estoy escribiendo esto para desahogarme, o porque cuando acabe voy a creerme lo suficientemente valiente para mandártelo y que lo leas.
Perdona por volver a molestar, pero no puedo dejar pasar otro día sin decirte que me estás cambiando la vida.

Que desde que te conozco los días sin ti parece que tienen mucho más de 24h.

Que has conseguido que empiece a darle importancia a las cosas que realmente la tienen.

Que me has enseñado a diferenciar entre los amigos de verdad y los que no lo son tanto, y a que no se puede confiar en todo el mundo.

Que me has ayudado a entender a mis padres, a comprender que todo lo que hacen es por mi bien y porque quieren lo mejor para mi, igual que tú.

Que me haces valorar las cosas más sencillas.

Que has logrado que me enamore de Madrid, que esta ciudad se me haya hecho la más bonita, solo porque tú formas parte de ella.

Que me has devuelto la ilusión y las ganas de enamorarme.

Que has hecho realidad el cuento de hadas con el que llevo soñando desde que era una niña.

Que no pasa un solo día en el que no te eche de menos. Aunque esté contigo, porque nunca el tiempo es suficiente.

Que desde la primera vez que me abrazaste he sentido la necesidad cada día de volver a estar entre tus brazos, porque todavía no he encontrado ningún lugar tan cómodo ni creo que lo consiga nunca.

Que todavía te preguntas por qué me gusta llamarte bebé y no entiendes que no hay ninguna sensación igual a la de sentir que te abrazas a mi como un niño pequeño, como si no quisieras soltarte nunca, la sensación de saber que necesitas cariño y que me has elegido a mí para dártelo….

Que me faltan tus besos por las noches antes de dormir, y por las mañanas, y siempre. Sobre todo si saben a chocolate como los últimos que me diste.

Que por más que busco no encuentro unos ojos iguales ni una cara parecida, porque creo que ni por encargo podrían ser mejores.

Que nunca tendré tiempo ni forma de agradecerte lo que aguantas por mí, y lo que me has demostrado en este tiempo, porque es mucho más de lo que podría pedirte nunca.

Que me has convertido en una persona nueva y mejor de la que era, y eso es algo que nadie antes había conseguido.

Que no hay nadie tan especial como tú, y que te prometo que voy a hacer todo lo posible por estar a la altura, y no voy a parar hasta conseguir que seas tan feliz como yo por el simple hecho de estar en tu vida.

2014-04-30 13.02.54

Christmas.

No os encanta la Navidad? No os parece maravillosa? Para mi es sin duda la mejor época del año.
Las calles iluminadas, las familias unidas, los niños ilusionados por los regalos, los aeropuertos llenos de gente, las últimas hojas del otoño creando una alfombra espectacular en los parques, la nieve, los guantes, los gorros y las bufandas, las felicitaciones…. y las vacaciones!!!

Creo que las navidades son el mejor momento para unirnos a nuestros seres queridos, para decirle a todas las personas que lo merecen, cuánto las quieres, y para renovarnos interiormente y empezar el nuevo año de la mejor forma posible.

images (24)

Que paséis felices fiestas!